Alternativa Mild Hybrid para disminuir la contaminación de los coches en el 2019

Alternativa Mild Hybrid para disminuir la contaminación de los coches en el 2019

En el campo de la producción de coches, mucho ha sido criticado la forma en que contaminan constantemente con su uso y durante su fabricación.

De hecho, en la Unión Europea los fabricantes de coches tienen hasta el año 2040 para volver toda su flota completamente eléctrica si quieren seguir en el mercado. Ya no es cuestión de negociaciones, para ese año no pueden haber coches que funcionen con gasolina. De no cumplir con dicha normativa, se enfrentan a sanciones económicas y a multas muy severas, por lo que han dedicado estos últimos años a pensar en alternativas más ecológicas que les ayuden a esquivar esas multas.

¿De qué va el mild hybrid?

Los vehículos catalogados como mil hybrid son de potencia asistida, generalmente motores de combustión interna que están equipados con un motor o generador eléctrico que permite la configuración híbrida paralela.

Esto, en esencia, significa que el motor se apaga cada vez que el vehículo se detiene, pero aún así es capaz de reiniciarse en segundos.

En términos ecológicos, un coche con tecnología mild hybrid emite menos CO2 porque con el motor térmico apagado, no puede generarse carbono. Las emisiones no se eliminan por completo, pero sí se reducen significativamente.

Es un tipo de motor pensado para los coches de las grandes ciudades, donde se puede pasar hasta una hora en el tráfico por día.

Por este motivo, la Dirección General de Tráfico, el organismo responsable de la ejecución de la política vial en España, le ha otorgado la etiqueta de ECO a estos coches.

En realidad, esta tecnologia mild hybrid ha estado disponible desde principio del año 2000, pero las versiones más estables y provechosas para el medio ambiente se han desarrollado desde el 2015 en adelante.

En la actualidad hay más de 10 modelos Audio, Mazda, Mercedes-Benz y Hyundai que funcionan con mild hybrid, y para el año 2020 deberían duplicarse, pues las sanciones ambientalistas empezarán a ejecutarse a partir de ese año.

Entre los muchos beneficios de los coches eléctricos, debe mencionarse que son más silenciosos que los coches actuales, consumen menos energía por kilómetro que los coches con gasolina, y tienen un mantenimiento más reducido.

No obstante, incluso con los mild hybrid, la autonomia es más reducida, cuestan un poco más que los coches regulares, y las baterías pueden ser altamente contaminantes una vez finalizada su vida útil, aunque la misma puede pasar de los 5 años con un uso adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *